Portada » De que color pintar la pared de nuestros hijos

De que color pintar la pared de nuestros hijos

Escoger su nombre, comprarle su primera ropa, sus primeros juguetes, darle su primera comida. Son muchas las decisiones que los padres deben tomar por sus hijos en los primeros años de vida de estos.

Una de estas decisiones tiene que ver con elegir colores de pintura para habitaciones de niños con el fin de pintar el cuarto del hijo.

Pero, ¿da lo mismo cualquier color de habitación? ¿Es sólo cuestión de gustos o hay alguna directiva que seguir para este caso? Eso te lo contamos a continuación.

A veces cuando pensamos en los niños se nos vienen a la mente muchos colores. Sin embargo, debes recordar que se trata de un niño y no de un payaso. Esto vale decirlo porque algunos padres quieren pintar la habitación de su hijo de tantos colores que sus paredes más bien parecen un arcoíris. En total no se recomienda superar los dos colores como máximo en la habitación.

Otro tema es como pintarla. Yo he probado de pintar con un rodillo y con un compresor , y la verdad es que comparto totalmente la opinión de que es mejor con un compresor de aire, no solo por el tiempo que te ahorras al pintar sino que el resultado es mucho mejor.


Pues bien, esto dificulta la elección. ¿Qué hacer ahora? Aún no es hora de coger el compresor y empezar a pintar. En este momento es importante tener en cuenta una serie de consideraciones para hacer la decisión más organizada y metódica y no dejarnos llevar solamente por un simple impulso.

Veamos cuales son las consideraciones sobre los mejores colores de pintura para habitaciones de niños.

En primer lugar, está claro que el género del niño condicionará enormemente la decisión. ¿Hace falta explicar que no es lo mismo ser niño o niña y que esto debiera verse plasmado en las paredes de su habitación? No necesariamente tienes que usar celeste o rosa respectivamente, pero puedes usar tonalidades de estos colores según el caso.

Por otro lado, podemos elegir colores neutrales para la habitación, tales como el verde claro o el beige. Lo que definitivamente no haremos será darle, por ejemplo un color celeste a la habitación de una niña.

Algo importante a tener en cuenta es que por más que la habitación del niño es particular y es bonito que él sienta que tiene un lugar especial en la casa, el color no puede estar en conflicto con el color del resto de la casa. Si tenemos pintada nuestra casa en negro y blanco, un verde con seguridad no será la mejor elección.

Una forma de darle más originalidad a la habitación sin caer en el riesgo del “arco iris” es usando distintas gamas de un mismo color. Por ejemplo, una pared puede tener una tonalidad más fuerte que la otra, pero ambas usar el mismo color (o esta degradación puede verse también incluso en la misma pared).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *